El comercio electrónico y el sector postal

Al igual que los servicios postales, la dinámica del comercio electrónico es desigual en todo el mundo.

Por ejemplo, la revolución del comercio electrónico en Asia no ocurrió tan dramáticamente en África, en los países árabes o en América Latina, donde podría ocurrir un proceso extraordinario de recuperación en los próximos años.

Asia Pacífico es el mayor mercado de comercio electrónico con ventas de más de $600 mil millones de dólares y con una tasa de crecimiento interanual del 30%.

De hecho, Asia Pacífico ha superado a Europa como el mayor mercado de comercio electrónico y pronto se espera que represente el 40% del mercado global de comercio electrónico.

Los teléfonos inteligentes, el comercio electrónico móvil y, cada vez más, el comercio social a través de Facebook y Twitter están impulsando este crecimiento sin precedentes.

En China, el gigante de las colas electrónicas Tmall, quienes manejan 7 millones de paquetes al día, y muchos de ellos son paquetes express, está reportando un crecimiento del 100% interanual y esto ha sido el caso en los últimos cinco años.

La tendencia en China hoy es para que la generación digital nativa compre todo en línea, incluyendo productos del hogar. Esto pone de relieve el hecho de que, en la mayoría de los países en desarrollo, las generaciones jóvenes saltarán los modelos de consumo.

De hecho, el comportamiento de los consumidores en mercados emergentes como China ofrece perspectivas muy importantes sobre las tendencias potenciales en otras regiones.

Recoger plenamente este enorme potencial de crecimiento implica que los servicios postales potencialicen al máximo el valor de los servicios existentes a través de la optimización de procesos y el aumento de la eficiencia e inviertan en nuevas áreas de negocio haciendo con esto evitar barreras viales desde un punto de vista de mercado.

Para conseguir esto, los servicios postales deben tener suficiente flexibilidad para adaptar sus procesos e innovar y desarrollar nuevos modelos de negocio.

Los operadores postales están ampliando sus servicios electrónicos e introduciendo modelos híbridos a sus clientes. De hecho se han registrado avances significativos en la aceptación de los servicios postales electrónicos.

Analizando de cerca el fenómeno, se observa que los servicios electrónicos se pueden clasificar en cuatro grupos:

  1. E-post y e-gobierno, tales como: buzón de correo electrónico, correo directo en línea, correos electrónicos registrados, tarjetas electrónicas, e-facturación, correo híbrido, correo híbrido inverso, firma digital, servicios de identidad digital, servicios de credenciales, archivo digital, e-salud, e-administración y e-registro.
  2. El comercio electrónico, como los productos filatélicos y postales en línea, el portal de compras, la integración de los servicios web postales y los sitios comerciales, los informes de rendimiento y análisis, la dirección virtual internacional, el cálculo de los costos totales de desembarque y la gestión en línea de documentos y opciones de entrega de mercancías.
  3. Soluciones de E-finanzas y pagos, incluyendo servicios de custodia para el comercio electrónico, gestión de cuentas en línea, pago de facturas electrónicas, facturación electrónica y pasarelas de e-múltiples tiendas con medios de pago único, etc.
  4. Servicios de apoyo, tales como búsquedas en línea (por ejemplo, códigos postales, oficinas de correos), seguimiento y rastreo, cambio de dirección en línea, tenencia o reenvío de correo postal personalizado, servicio de recolección, notificaciones electrónicas, contacto en línea y servicio al cliente, etc.

Estos servicios de TI tienen un efecto extremadamente positivo en:

  • La imagen del operador postal como centro de excelencia de alta tecnología
  • Los beneficios que un remitente internacional tiene acceso y puede recibir del correo postal
  • La riqueza de servicios e información de valor añadido que a menudo preceden y acompañan al correo o al paquete transfronterizo

También tienen un círculo positivo y virtuoso en las cartas internacionales, en los paquetes y en el crecimiento de los SGA porque refuerzan la posición de mercado en los segmentos crecientes de las PYME’s.

FacebookTwitterGoogle+